[RG 07] Prototype Mobile Suit RX 178 Gundam Mk-II TITANS

El RX-178 Gundam Mk II es un mobile suit que apareció por primera vez en la serie Mobile Suit Zeta Gundam. Se trata del sucesor del famoso RX-78-2 Gundam, el robot protagonista de la serie original que sirvió durante la Guerra de Un Año.

El número 07 de la línea Real Grade (RG) supone un punto de inflexión en la serie, pues incluye una nueva estructura, o frame, que dota a la maqueta de mayor estabilidad en comparación con los kits previos de la misma línea. A grandes rasgos, consiste en una versión a escala 144 del Master Grade Gundam Mk II 2.0, con todo lujo de detalles, como la cabina abatible o una estupenda articulación que permitirá exponerlo en casi cualquier pose.

Características generales

Siendo el descendiente directo del RX-78-2 Gundam desarrollado por los Titans, el Gundam Mk-II es el primer mobile suit en utilizar el nuevo concepto de estructura móvil. Con este nuevo concepto, en lugar de servir únicamente como una base estructural, la estructura móvil incorpora todos los mecanismos vitales del mobile suit, incluidos los actuadores y sistemas de control necesarios para el movimiento, y excluye las armas, la armadura y los tanques de combustible. Este enfoque mejora drásticamente la capacidad de respuesta, la fiabilidad y la eficiencia energética del mobile suit y, además, lo convierte en un modelo más ágil que los diseños tradicionales.

Otra característica del Gundam Mk-II es que algunas de las piezas móviles de las piernas están expuestas y esta característica de diseño se basa en la idea que estaba presente en aquel momento: la opción preferible consiste en evitar que el enemigo te acierte. El origen de esta idea se debe a que ningún tipo de armadura existente podía proteger completamente contra las armas láser, por lo que resulta más recomendable aumentar la movilidad del mobile suit reduciendo el peso en lugar de equipar más armadura, lo que conllevaría más peso y menos movilidad.

Este Mk-II también cuenta con una pantalla panorámica de 360 grados y un asiento lineal dentro de una cabina circular que también actúa de cápsula de escape, elementos que se habían convertido en estándares durante la época. Los múltiples paneles de la pantalla panorámica crean una única proyección de 360 grados que cubre toda la superficie interior de la cabina. La imagen mostrada en esta pantalla consiste en una simulación por ordenador creada a partir de las señales captadas por las cámaras distribuidas alrededor del exterior del mobile suit. El punto de visión es el de la cabeza del Gundam y la imagen se edita para eliminar al mobile suit en sí. El asiento lineal se encuentra suspendido en el centro de la cabina, apoyado por un brazo lineal que contrarresta electromagnéticamente las fuerzas G y los choques por impactos con el fin de proteger al piloto. Juntos, el asiento y la pantalla panorámica proporcional al piloto un mayor campo de visión y eliminan los puntos ciegos.

El defecto más notable del Gundam Mk-II es que su armadura está fabricada con un compuesto cerámico de aleación de titanio, el cual se considera obsoleto. Otro punto débil se encuentra en que las secciones de las piernas de la estructura móvil presentan los problemas de rigidez asociados con la fuerza del material estructural empleado, y este problema persistió incluso tras siete revisiones del diseño. A pesar de ello, durante un breve periodo, la estructura móvil del Gundam Mk-II lo convirtieron en uno de los mobile suits más ágiles en su momento. En total, se produjeron tres Gundam Mk-II, que fueron robados por el Grupo Anti Unión Terrestre (AEUG, por sus siglas en inglés) y a los que se les cambió el color del azul característico de los Titans al blanco del AEUG. A pesar de haber pertenecido a dos facciones distintas, el armamento del Mk-II apenas se cambió. Sus únicas armas fijas son dos sables láser que lleva en la mochilla, pero puede llevar un vulcan, un escudo, un rifle láser y un hiperbazuca, si fuera necesario.

Historia

Los Titans desarrollaron tres unidades del RX-178 Gundam Mk-II en diciembre del U.C. 0086. Cuando las noticias de la existencia de estos tres prototipos llegó a oídos del Grupo Anti Unión Terrestre (AEUG), Quattro Bajeena (el pseudónimo del infame Cometa Rojo del Principado de Zeon) lideró a un equipo que se infiltró en la colonia espacial Green Noa 1, la cual pertenecía a los Titans. Con la ayuda de un joven llamado Kamille Bidan, el hijo del principal diseñador del Mk-II, Franklin Bidan, el equipo de Quattro robó los tres mobile suits.

Tras el robo de los Gundam, dos de ellos fueron trasladados a Anaheim Electronics para desmontarlos y estudiarlos, mientras que el AEUG se quedó con el último para incluirlo en el servicio activo. Acto seguido, esta unidad fue repintada con un esquema de color blanco y azul marino. El Gundam Mk-II fue pilotado por muchos de los mejores pilotos del AEUG, incluidos el piloto novato Kamille y la oficial desertora de los Titans Emma Sheen, una vez que Kamille pasó a pilotar el Zeta Gundam. Puesto que se trataba de una unidad experimental pensada para probar la eficacia de la estructura móvil, el Gundam Mk-II se vio pronto superado por los nuevos mobile suits transformables de los Titans, aunque seguía participando en muchas de las misiones más importantes del AEUG, como el ataque a la base de Jaburo o la batalla contra el MRX-009 Psycho Gundam en Hong Kong.

Con el objetivo de mejorar su rendimiento, el AEUG solicitó a Anaheim Electronics que construyera una nueva nave de apoyo para el Gundam Mk-II, lo que resultó en el FXA-05D G-Defenser que podía acoplarse al mobile suit para crear el RX-178+FXA-05D Super Gundam que contaba con una velocidad, movilidad y potencia de fuego superiores. A pesar de esta mejora, el Gundam Mk-II seguía perdiendo en materia de rendimiento cuando se comparaba con los últimos modelos de los Titans durante los últimos días del Conflicto de Gryps. Asimismo, volvió a utilizarse en servicio activo durante la Primera Guerra de Neo Zeon contra Neo Zeon y sus mobile suits superiores. Con la muerte de Emma hacia el final del Conflicto de Gryps, el Mk-II no tuvo ningún piloto designado oficialmente durante la Primera Guerra de Neo Zeon, pero habitualmente era pilotado por Elle Vianno. Tampoco pudo convertirse en el Super Gundam, ya que el G-Defenser se destruyó durante el Conflicto de Gryps.

Al final de la Primera Guerra de Neo Zeon, el NZ-000 Queen Mansa provocó graves daños al Gundam Mk-II, lo que conllevó su abandono por parte de Elle. Se dice que la unidad se recuperó y reparó, pero finalmente se retiró del servicio activo cuando la Federación Terrestre reabsorbió al AEUG, y se almacenó junto al MSZ-006 Zeta Gundam.

Galería

Aquí puedes encontrar un par de fotos del RG Gundam Mk- II personalizado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.