Por qué no deberías pagar de más por tus Gunpla

Llevas tres meses buscando ese Master Grade Zaku II 2.0 y no termina de llegar ese ansiado restock. Aunque hace seis meses que quieres un High Grade Gundam Full Armor Thunderbolt Ver., solo lo encuentras en Amazon a 100+ petrodólares. Cuando empezaste a coleccionar Gunpla, viste un MG Sinanju Ver. Ka. a buen precio; necio de ti, pensaste que era mejor empezar por un modelo más barato y nunca más lo has vuelto a ver en stock. ¿Te suena? Últimamente, estas situaciones han empezado a ser más y más comunes y no hay día que en alguna de las comunidades dedicadas al plamo o al gunpla no veamos alguna conversación en la que salta a la palestra los problemas de existencias que rodean al mundo del Gunpla.

En este artículo, vamos analizar si realmente existe esa falta de stock. Para ello, explicaremos brevemente cómo Bandai crea esas maravillosas maquetas de plástico que tanto nos gustan y por qué nunca deberías pagar de más por un Gundam (con algunas excepciones).

El proceso de Bandai

Las máquinas de inyección de plástico de Bandai
Los moldes que van en las máquinas

¿Alguna vez te has preguntado cómo Bandai fabrica esos kits de plástico que tanto nos gustan? Las matrices (o runners) se realizan en una máquina que inyecta plástico en distintos moldes. Cada matriz necesita su propio molde. De este modo, una maqueta que tenga 3 matrices, necesitará 3 moldes, mientras que una que se componga de 12, necesitará 12 moldes.

Cuando Bandai decide imprimir un kit, los empleados deben cambiar los moldes en las máquinas. Así crean tantas copias como necesiten, las envuelven y las embalan. El tiempo que necesitan para cambiar los moldes hace que, cuando Bandai decide reimprimir un kit, deba sacar una cantidad importante de dicha maqueta antes de cambiar a otra.

Si quieres más información al respecto y ver un par de vídeos sobre el funcionamiento del proceso de creación de un Gunpla, de principio a fin, te recomendamos echar un vistazo a este artículo.

Las reimpresiones mensuales

Como decíamos anteriormente, dado los empleados de la Gundam Factory deben cambiar los moldes de las matrices en sus máquinas, Bandai solo puede centrarse en imprimir un surtido limitado de kits al mes.

Por este motivo, de un tiempo a esta parte hemos estado publicando artículos titulados Lista de reimpresión de Gunpla. A finales de cada mes, Bandai emite una lista con el calendario de reimpresión del mes siguiente. Habitualmente, estas reimpresiones suelen dejarse ver por nuestro país entre un mes y dos después de salir en el país nipón, aunque últimamente la situación ha cambiado. ¿Por qué?

Escasez de Gunpla: ¿verdad o mito?

Llevamos cierto tiempo escuchando comentarios sobre una posible escasez de Gunpla en occidente y en Japón. ¿Es cierto? En pocas palabras: sí. No obstante, se trata de una cuestión algo más compleja.

Espera, ¿no había oído yo que Bandai iba a abrir una segunda fábrica? No exactamente. Hasta otoño de 2020, Bandai contaba únicamente con una fábrica en Shizuoka, desde la cual abastecía de Gunpla a todo el mundo. Fue entonces cuando amplió el complejo con un segundo edificio llamado Bandai Hobby Center Shinkan. A pesar de que en muchos medios se anunció a bombo y platillo como una segunda fábrica, este edificio únicamente aportó 6 máquinas de inyección nuevas a la cadena de producción, elevando el total a 35 máquinas. Estas son las que deben abastecer a TODOS los compradores de Gunpla del mundo.

El motivo principal por el cual vemos menos kits disponibles es que la fábrica no puede abastecer toda la demanda, una demanda que se ha disparado en occidente a raíz de la pandemia que nos obligó a todos a encerrarnos en casa y a buscar nuevas aficiones.

Existen más motivos que empeoran la escasez, en primer lugar hay retrasos en la cadena de suministros, escasez de plástico y, además, revendedores que acumulan kits para poder venderlos después a precios desorbitados. Estos problemas se están viendo en Japón y, por ello, cuando Bandai reimprime algún kit, muchos comercios japoneses abarcan toda la reimpresión y no dejan ninguna unidad de kits codiciados (por ejemplo, Master Grades del Universal Century o algunos kits HGUC más raros) que pueda exportarse a occidente.

Todo esto también explica por qué estamos viendo menos lanzamientos de Bandai y más de Premium Bandai, donde las tiradas son más cortas y los kits son exclusivos por naturaleza.

Nunca pagues de más

Llegados a este punto, te estarás preguntando: ¿pero si existe escasez de modelos incluso en Japón, cómo me puedes decir que no pague de más? Por un motivo muy sencillo: llevamos unos años viviendo unas circunstancias mundiales excepcionales, pero estas pasarán en algún momento. El flujo de materias primas y de mercancías se restablecerá y, a medida que los países vuelvan a retomar su actividad laboral habitual, la demanda de maquetas de Gundam se estabilizará.

A diferencia de lo que sucede con las figuras (por ejemplo, con los Myth Cloths de Saint Seiya) u otros bienes de carácter limitado, Bandai reimprime kits de todas las épocas, incluso los viejos 1/100 que no son Master Grade o los First Grade. El kit que quieres se acabará reimprimiendo y tu tienda de confianza volverá a tenerlo en existencias. Lo único que necesitas es un poco de paciencia.

Por supuesto, esto solo se aplica a lanzamientos «normales» de Bandai. Si el kit que ansías pertenece a las series Premium Bandai (P-Bandai) o Gundam Base Limited, en ese caso sí tendrás que pagar un sobreprecio, pues estas líneas no llegan de forma directa a nuestro país y requieren de algún intermediario más que se llevará su pertinente comisión. En cualquier caso, hay que recordar que Bandai también reimprime habitualmente los kits P-Bandai que se han vendido bien, por lo que si no lo conseguiste a la primera, es probable que tengas otra oportunidad de hacerte con él en algún momento.

Entonces, ¿qué hago?

Lo primero, te recomendamos que tengas paciencia. A estas alturas, existen miles de kits de Gundam de las decenas de series que se han estrenado hasta el momento. Hay kits de sobra disponibles en las tiendas, aunque es posible que haya algunos que no encuentres.

A veces nos puede la necesidad de adquirir ese último kit que hemos visto en Instagram o en alguna comunidad, para después añadirlo a la pila de backlog (kits sin montar) y no volver a tocarlo en meses, pero la realidad es que el kit que quieres se terminará reimprimiendo siempre que sea un lanzamiento normal de Bandai y no parte de las dos líneas exclusivas mencionadas arriba. Mientras tanto, hay maquetas de sobra para montar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.